Eres el visitante: contador de visitas

  6 de agosto - Día de la Profesión Veterinaria
6 de agosto de 2021  Visto: 82 veces
 
   
         
 

La Policía de Entre Ríos cuenta entre su personal con profesionales Médicos Veterinarios, mujeres y hombres dedicados a estos saberes que se desempeñan en la División Montada y Canes dependiente de la Dirección Operaciones y Seguridad, en la Dirección Prevención de Delitos Rurales y en las Jefaturas de Policía Departamentales.

En el día que recuerda la inauguración del Instituto Agronómico Veterinario de Santa Catalina, en la Provincia de Buenos Aires, en 1883; la Plana Mayor Policial saluda especialmente a los funcionarios Médicos Veterinarios dedicados al cuidado de la salud, alimentación, profilaxis de animales que colaboran en la función de prevención y seguridad que desarrolla la Institución, así como de tareas específicas de la medicina legal y forense; labores fundamentales, silenciosas y dedicadas que hacen al cumplimiento de nuestra misión basal con compromiso social y vocación por el servicio a la comunidad.

Al mismo tiempo que destaca la dedicación de todo el personal que trabaja con equinos y canes, además de los profesionales que se recuerda en este día, a jinetes y guías, por su profesionalismo, disposición y calidad para el trabajo y, el trato considerado y afectuoso que brindan de los animales a cargo.

El Médico Veterinario, Comisario Principal Esteban Puntín, que se desempeña en la División Montada y Canes nos explicó que la labor de un Veterinario, en primer término, es la intervención, prevención y curación de las lesiones y enfermedades de los animales. “A esta tarea se incorpora también lo referente a la producción de alimentos de origen animal, producción y cría de haciendas bovinas, ovinas y caprinas, como también de aves y cerdos para el mismo fin; además se ejerce el control bromatológico de la cadena de comercialización de los productos de origen animal, los aspectos relacionados con la cadena de frío, condiciones de transporte, entre otros. También realizamos el control y tenemos responsabilidad directa sobre los diagnósticos, seguimiento y la vigilancia epidemiológica de alrededor de un centenar de enfermedades comunes entre los seres humanos y animales, muchas conocidas, como la rabia, la brucelosis, triquinosis y otras enfermedades que afectan directamente al ser humano y que necesitan de un control sobre los animales, para evitar que afecten y se multipliquen en nosotros”.

“Los médicos veterinarios también desarrollamos una importante actividad en el campo de la investigación, de la ciencia, de la tecnología, del desarrollo de fármacos, de vacunas, como así también la intervención en lo que hace a los diagnósticos histopatológicos, y otros tantos diagnósticos de laboratorio. En cada una de estas áreas de trabajo hay especialidades y a su vez, en cada especialidad, se desarrolla múltiples actividades”

Respecto a la tarea específica que desarrollan los Médicos Veterinarios en la Policía de Entre Ríos, el Dr. Puntín expresó que las actividades fundamentales del profesional veterinario es la atención de la salud, de la alimentación, de los regímenes de profilaxis vacunal tanto de los caballos como de los perros de las distintas montadas y caninas de la Provincia.

Otra actividad de central importancia, es la medicina legal y forense, que está vinculada a las denuncias públicas relacionadas con animales, y en segundo lugar a la atención de enfermedades antropozoonóticas. Algunas de estas últimas, son de denuncia obligatoria, por ejemplo, el caso de la rabia, que ante una mordedura, demanda la atención con observación inmediata del animal, a fin de determinar si padece o no rabia canina, diagnóstico primario vital para salvar la vida de la persona afectada. Otro de los aspectos de importancia son los diagnósticos físicos y anatomopatológicos en el caso de accidentes de calle, también los animales agredidos, víctimas de armas de fuego o de armas o elementos cortopunzantes. Es muy común la atención de accidentes viales con equinos, con bovinos y con canes, con reclamos y denuncias formales.

También dentro de la Institución, se trabaja sobre las cuestiones vinculadas al delito de Abigeato, referentes a robos de hacienda, robos de animales en particular, animales de valor productivo o de compañía, para que según los diagnósticos de edad, lesiones preexistentes, pelajes o mantos, determinar el real propietario cuando hay disputas entre personas. que asumen una supuesta tenencia del animal en particular.

La Policía de Entre Ríos cuenta con canes, además de los de la División Montada y Canes, en otras dependencias, como son la División Bomberos Zapadores, adiestrados para detectar explosivos; también los hay para búsqueda de personas y de cadáveres. La Dirección de Toxicología emplea canes para la detección de drogas de distintos tipos. Existe un mito entre la población sobre el adiestramiento de los perros detectores de estupefacientes, que el Dr. Puntín descartó expresamente, “en el adiestramiento y preparación del can no se utilizan sustancias dañinas para su salud, se hace uso de sistemas controlados y de sustitutos de drogas que tienen las mismas condiciones y que sirven para que el animal pueda determinar su presencia”.

En cada área donde haya animales registrados como propiedad de la Policía, el responsable es el Médico Veterinario de esa dependencia, él es el encargado de tomar todos los recaudos para que los ejemplares estén saludables y ante una enfermedad o circunstancia anormal, proceder al diagnóstico, en primer término, para luego determinar el tratamiento médico adecuado y para que el animal, recupere su salud.  

Como parte del proceso vital de los seres vivos, los animales envejecen, el Dr. Puntín añadió que: “mientras puedan brindar servicio se los sigue manteniendo en esa condición, y en la medida que transcurre el tiempo, se van disminuyendo sus tareas hasta que se los da de baja en el servicio, al envejecer se mantienen en el Cuerpo, o se intenta encontrar personas que les puedan brindar los cuidados necesarios, para esa etapa vital. La mayoría de las ocasiones se buscan tenedores responsables y se hace un seguimiento para controlar su salud y verificar sus condiciones de vida”.

Las actividades en las Departamentales y las Brigadas de Abigeato son en términos generales, las mismas, sólo que se les agrega, las vinculadas al tráfico de hacienda y al control de la documentación; al transporte de sustancias alimenticias, control bromatológico y de cadena de frío, por otro lado, se atienden a las infracciones vinculadas a la Ley de caza y pesca, los secuestros y decomisos consecuentes de esas operaciones, también tienen incumbencia en  la liberación de los animales de la fauna silvestre que son trasladados de forma ilegal, las denuncias vinculadas a disputas de hacienda entre propietarios de campos linderos, a los robos de hacienda y a la identificación de marcas y señales de los animales involucrados

En cuanto a los animales que se secuestran, la tarea de los Médicos Veterinarios es aportar información formal para que la Justicia proceda a determinar dominios y propiedad. Se aportan datos sobre presencia de marcas, pelaje, edad, condición productiva de esos animales, categoría y todas las señales que puedan ser particulares del manto; así como determinación de ADN y estudios genéticos de laboratorio.  

El Dr. Puntín resume la función de los Médicos Veterinarios como los responsables de la alimentación, sanidad y bienestar de los animales, significando como bienestar el estado en que ese ejemplar tiene una vida cómoda, con esparcimiento, alimentación, agua, que no esté sometido a muy altas o muy bajas temperaturas, que se lo trate con el afecto y la consideración que se merecen, que no se ejerzan métodos de castigo para que ejecute su tarea y, en definitiva, que tenga una vida feliz.