Eres el visitante: contador de visitas

  CelebraciĆ³n de la EducaciĆ³n: maestros, profesores y estudiantes
10 de septiembre de 2021  Visto: 66 veces
 
   
         
 

Septiembre es, en Argentina, el mes que honra a la Educación y a todos sus miembros; comienza con recordar, reconocer y valorar la tarea de las y los maestros en la memoria de D. Domingo Faustino Sarmiento; seis días más tarde, a profesores y las enseñanzas que perpetúan la vida de Juan Manuel Estrada; y con un ánimo más festivo, el 21 se celebra la juventud, la estudiantina, la primavera, el florecer de la vida y la esperanza tan necesaria.

Un mes para enaltecer la acción de dar y darse, de reconocer a otros y en ellos mismos, reconocernos. Educar es esa doble vía de enseñar y aprender y porque aprendo, enseñarlo para que se multiplique.

Enseñar a aprender es más que trasmitir, pasar el conocimiento que se tiene, un saber. Es ayudar a que esa persona, ávida de conocimiento e inquietudes, aprenda por sí misma. Enseñar a aprender es crear las condiciones de libertad y autonomía para que pueda prosperar la acción; es contagiar el amor por el conocimiento, motivar y guiar.

Educar es desarrollar la capacidad para acceder, gestionar, analizar y aplicar eficazmente la información. Es tener la capacidad de valorar los aportes de cada estudiante y promover la colaboración e intercambio de ideas e inquietudes que inspiren a nuevos descubrimientos y experiencias.

Jacques Delors, prepara para la UNESCO, a finales del S. XX, un estudio sobre, lo que el considera los cuatro pilares del conocimiento, para los próximos tiempos: aprender a saber, a hacer, a vivir juntos y a ser.  Motivado por los profundos cambios en los marcos tradicionales de la existencia humana, entendía el compromiso por conocer mejor a las personas como seres sociales y al mundo que nos rodea. Sabía que era necesario sensibilizar a las personas vinculadas al proceso educativo a fin de ser guías en el camino del autoconocimiento, desarrollando personalidades de manera integral, consolidando el espíritu de equipo, la creatividad, el respeto por las diferencias.  Convencido de que las y los líderes del futuro debían despertar a temprana edad esa conciencia basada en los principios de comprensión del mundo que habitamos y de nosotros mismos, del objetivo de vivir dignamente, de la necesidad de desarrollar capacidades adecuadas a la realidad actual, centradas en el razonamiento lógico con autonomía; de vivir y trabajar con los demás, presentar propuestas, participar colaborativamente en planes y proyectos, celebrando los logros individuales y colectivos. En resumen, cuidar, guiar y propiciar un aprendizaje integral, considerando todas las potencialidades de cada persona.  

En esta tarea compartida y de doble vía, educadores y educandos toman los desafíos, de estos nuevos tiempos y afirman el compromiso fundamental con la inclusión y la equidad en la Educación como motor de cambio social.

La educación es un derecho humano y una fuerza del desarrollo sostenible y de la paz. Ella otorga a todas las personas los conocimientos, las competencias y los valores necesarios que le permitirán vivir con dignidad, construir sus propias vidas y contribuir a las sociedades en que viven.

“Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos” esa es la propuesta y declaración mundial de ahora en adelante.

Los miembros de la Plana Mayor Policial hacen llegar un saludo especial a las y los docentes de sus Escuelas de Formación y del Jardín Materno Infantil “El Gallito” del Hogar Policial y les desean días de celebración y reflexión para con la vocación; así como a los más pequeños de la Familia Policial, Cadetes de la Escuela Superior de Oficiales “Dr. Salvador Maciá”, Cursantes de la Carrera de Grado de la División Coordinación Universitaria y Aspirantes a Agentes de Policía para que en el Día del Estudiante renueven su alegría para aprender a conocer, a hacer, a vivir con los demás y a ser.