Eres el visitante: contador de visitas

  Egresaron 62 nuevos Oficiales Ayudantes
29 de noviembre de 2021  Visto: 106 veces
 
   
         
 

El Teatro Municipal “3 de Febrero” de Paraná fue la sede de la Ceremonia de Egreso de Oficiales Ayudantes, 21 mujeres y 41 varones que se integran al servicio activo de la Policía de Entre Ríos. En el mismo acto recibieron réplicas del sable que usara el General Urquiza, los Comisarios Generales que han obtenido la jerarquía máxima en su carrera policial, como recordatorio del valor de su entrega a la misión institucional.

La ceremonia comenzó a las 20:00 del viernes 26 y estuvo presidida por la señora Ministra de Gobierno y Justica, Dra. Rosario Romero y el Jefe de la Policía de Entre Ríos, Comisario General Gustavo Maslein; acompañados por el Arzobispo de Paraná, Mons. Lic. Juan Alberto Puíggari, el Presidente de la Cámara de Diputados, Dr. Ángel Ghiano; la Vocal del Superior Tribunal de Justicia, Dra. Susana Medina; el Presidente Municipal de Paraná, Cr. Adán Bahl; la señora Senadora Provincial Nancy Miranda y el Sub Jefe de la Policía de Entre Ríos, Comisario General José Lauman; junto a la Plana Mayor Policial.

Después de la entonación del Himno Nacional Argentino y la Marcha de Entre Ríos, el Jefe de la Policía de Entre Ríos dio su mensaje a los nuevos integrantes de la Institución y a sus familias; reconoció y agradeció el acompañamiento y la entrega de los Comisarios Generales y de cada funcionario en todo el territorio provincial, haciendo especial mención al compromiso y responsabilidad con la que se realiza la tarea a pesar de las dificultades que presente la realidad.

El Capellán de la Institución bendijo los sables, despachos y premios que recibirían los homenajeados y posteriormente el Director de Investigaciones, Comisario General Ángel Ricle y el Director de Asuntos Internos, Comisario General Mario Rivero recibieron de manos del Jefe y Sub Jefe, respectivamente, los sables, símbolos de mando y reconocimiento a la dedicación y vocación policial.

El Jefe de Policía le tomó juramento de obediencia a las normativas y luego por orden de mérito, cada nuevo Oficial Ayudante pasó a recibir su sable y despacho de manos de las autoridades y posteriormente los premios instituidos por los logros alcanzados en su formación y en su relación con sus pares.

Finalizando la ceremonia, los flamantes graduados entonaron por última vez, la Marcha del Cadete, la misma que los animó y acompañó durante sus años de Escuela.  Después de presenciar con solemnidad el retiro de las enseñas nacional y provincial, y estandarte institucional, los egresados se reencontraron con sus familias en la recepción organizada en su honor en las instalaciones de la Escuela Superior de Oficiales.